cuando parto el pan

cuando parto el pan lo hago de espaldas
al fuego

el calor era un tipo alto
un ladrillo al que volar
o mentirle
a las sombras amenaza
la pared con los puños cerrados
aprieto un león de nada
que no se le escape al aire
o le muerda el tobillo

la oscuridad es partida
del juego si se aburre
me da su espalda
de pánico metida en un saco
partida del fuego y ladrillo
yo sin panza, sin dientes
más hambriste partera
de pánico

las migajas contra la luz
puntitos grises
del polvo
mañana nacerán arañitas
de todas luces volverá
harina de piedra
de fuego será posible
encenderse

partir
del pan

Anuncios

entrada

Cuadro

Tautologia es la prima solterona de la tauromaquia. Por lo mismo, es mas interesante. La tendencia es volcarse sobre sí sin doblarse, gemir sin soltar, repetir. Retorno es una monedita de la suerte que rueda escaleras abajo. Dos comparten la misma mesa por primera vez. Ceder la silla como quien regala un hombro. –¿Te acomodas? –Nunca espero. Habrá madera vieja y a manecillas. Cierto.

stock-graphics-free-vintage-posters-ernst-haeckel-kunstformen-natur-100-plates-artforms-of-nature-tafel017Agua

Desolladas somos todas. Del hollín, ellos. Lo mejor es elevarse sin desaparecer, fluir sin gastarse, nadar. Te decides por la entrada. –Prefiero salir. –No tardo.  Desdoblan la puerta sobre el mantel. La distancia es una persecución de caobas, de sauces que jamás has visto pero que imaginas como liniecitas grises y secas que se persiguen. Las convocadas a la tierra se alimentan de las lágrimas al dorso del mantel. Yo escojo primero. Hambre.

Toque

Si se lleva es porque al tiempo ya no hubo espacio. La invitación es a burlar sin negarse, huir sin mirar, contar. -¿Lo de sí es a mi vejez o a la vida? -A ti, seguido de por favor y luego de siempre. Comas entre medio como dientes. Manos al aire como astillas que agujerean el paladar de dios. La garganta es túnel seco por el que  escapa Nadie. Para llevar, dices y doblas lo que queda de la puerta.  Se la echa bajo el brazo y sin voltear la espalda se despide con mano libre.  Chau.